LAS SOLDADERAS
1035
post-template-default,single,single-post,postid-1035,single-format-standard,bridge-core-2.1.3,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-20.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

LAS SOLDADERAS

LAS SOLDADERAS (289)

Elena Poniatowska, Jesusa y Liliana

 

Viudas, solteras, amantes y casadas,

Madres y hermanas formaron batallón

al mando de fornida extortillera

las soldaderas se fueron al montón

 

A las mujeres robadas o violadas

no les quedó otra que hacerse soldaderas

pero también las hubo enamoradas

que tras su amor se fueron a la bola

 

Aquellas hembras polvosas y harapientas,

perras humanas cargando sus canastas

repletas de ollas, cazuelas y metates

Hirviendo en mugre, lujuria y hambre

pero también chínguere y púlque

vestidas de percál y calicó

con carrilleras, enaguas y cananas.

 

Vivianderas, juanas, chimiscoleras

cucarachas, soldadas, mitoteras,

hurgamanderas, busconas, arguenderas

guachas, pelonas, valientes soldaderas.

 

Carmela Robles, Florinda Lazos,

María Quinteras y Petra Ruíz

Angela Gómez, La Bobadilla

y Carmen Parra la de Alanís

Cadete Clara, la Catalina

La Carmen Vélez y Encarnación

María Esperanza, La Petra Herrera,

La Valentina

Sin soldaderas no habría revolución.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las Soldaderas